sábado, 31 de enero de 2009

Las campanillas de Loreta



Loreta, Loretánske námesti 7
Hace ya mucho tiempo en Hradcany, Nový svet, vivía una viuda que tenía tantos hijos como campanillas había en la torre de Loreta. Eran muy pobres pero la miseria no preocupaba tanto a la viuda porque su mayor riqueza consistía en sus bellos hijos. Guardaba tan solo un saquito de monedas de plata, por si venían tiempos peores. Y realmente llegaron esos malos tiempos -la ciudad de Praga fue atacada por la peste y no había medicamentos para combatir esta enfermedad. Primero se enfermó su hijo mayor, la enfermedad progresaba rápidamente. Por la mañana el niño tuvo fiebre y al otro día por la noche se murió. La viuda infeliz tomó una moneda del saquito y la llevó a Loreta para que la campana más grande acompañara a su hijo mayor en su último camino. Luego tuvo que llevar otra moneda a Loreta, una campanita un poco más pequeña comenzó a sonar con tristeza . Así se enfermó su tercer hijo y cuarto hijo... hasta que la viuda enterró a todos sus hijos y cada uno se fue acompañado por el sonido de alguna de las campanillas de Loreta. Cuando la viuda regrésó del cementerio, después de haber enterrado a su hijita más pequeña comenzó a sentirse también enferma. Peroya no le quedaba ninguna moneda para pagar por otra campanilla. EStaba en cama con mucha fiebre y cuando sentía que en cualquier momento se quedaría sin vida, de repente escuchó sonar todas las campanillas de Loreta a la vez. Sonaban solas, para despedir a la pobre madre. Fue por primera vez que las campanillas sonaron de esta forma tan maravillosa y desde ese momento siguen sonando hasta el día de hoy.

Extraído de 77 leyendas de Praga, de Alena Jezková

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario