domingo, 21 de marzo de 2010

Imaginando Budapest

El norteamericano Billy Collins (1941) es un poeta de un reconocido en los Estados Unidos, pero que yo no he conocido hasta hace unas semanas. Este poeta escribe un verso muy claro formalmente, tanto que algunos lo acusan de que no hace poesía. Pero además de los aspectos formales, lo que más me ha llamado la atención de este poeta es el valor de la palabra viaje en su poesía. "Viaje en los dos sentidos, un viaje geográfico y un viaje imaginario, claro está. Frecuentemente viajamos, mientras leemos, a algún lugar de nuestra mente, frecuentemente desde un lugar que existe en la realidad a otro que sólo existe en la imaginación"- Afirma el propio poeta. Así mismo, la metaliteratura tiene un lugar bastante importante en sus creaciones, y una mezcla de estos dos aspectos la recoge este poema que os dejo, titulado Budapest.

Mi pluma recorre la página como el hocico de un animal extraño con la forma de un brazo humano vestido con la manga floja de un sueter verde. La veo olfateando la página sin cesar, concentrada, como si fuera un buscador de comida que no tiene otra cosa en la cabeza que las larvas e insectos que le permitirán vivir otro día. Sólo quiere estar aquí mañana vestida quizá con la manga de una camisa a cuadros, con la nariz pegada a la página escribiendo unas pocas y bellas líneas más, mientras yo miro fijamente por la ventana e imagino a Budapest o alguna otra ciudad donde nunca he estado…

Y aquí os dejo un vídeo del poema, con animaciones de Julian Grey, director de Animaciones Head Gear






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada